Putú: la comunidad que luchó por su tierra y venció a minera transnacional

CODECIAM comparte esta noticia en apoyo a la comunidad putugana y su exitosa lucha en la protección y conservación de las dunas y humedales de Putú (Maule): “Hace un año los humedales costeros de Putú-Huenchullami fueron declarados Santuario de la Naturaleza después de casi una década de luchas contra la minera australiana South American Iron & Steel, que buscaba instalarse en la zona. Este año celebraron por quinto año un festival para reunirse como comunidad y valorar su territorio”.

Putú se encuentra en la costa de la región del Maule y se trata de un sitio prioritario a nivel mundial, debido a sus particulares cualidades: consta con un ecosistema de dunas de las más grandes de Chile, que se extiende por 30 km, entre las riveras del Río Maule hasta playa La Trinchera. Ahí se encuentra la iglesia de Huenchullamí, donde se realizaron excavaciones que encontraron un cementerio y conchales que datan desde antes de la llegada de los españoles; además de un sistema de humedales, tipo de territorio mediterráneo muy escaso en Chile, cuya conservación es de alta importancia a nivel internacional, debido a su rica biodiversidad.

En dichos humedales habitan 7 aves nacionales bajo conservación, 2 de estas consideradas como especies en peligro, además de albergar temporalmente a diversas especies de aves en sus procesos de migración. Por otra parte, la flora presente en los humedales de Putú, consta de 27 especies de plantas, de las cuales 13 son de origen nativo. Se destaca la existencia de abejas endémicas como también un nuevo tipo de orquídea.

Es en este lugar, el proyecto minero de hierro de la empresa South American Iron & Steel Corp Limited (SAIS), comprometía el campo dunar y humedales entre el río Maule y el río Mataquito. La empresa, como consigna la agencia Reuters, es una minera australiana que divide sus operaciones entre Australia, Hong Kong y Ecuador, pero es en Chile donde funcionó a través de empresas subsidiarias llamadas Inversiones Aconcagua Limitada, Inversiones Arenas Claras Limitada, e Inversiones Arenas Maullin Limitada.

Con este escenario, desde 2013 la comunidad de Putú paulatinamente comenzó a unirse y organizarse con el fin de proteger y conservar los ecosistemas, logrando la Agrupación por la Defensa y Conservación Maule Mataquito (ADEMA) y la presentación de un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Talca, que permitió la paralización de las faenas de exploración mineras que se estaban llevando a cabo. Junto con ello, la conmemoración del Festival Abraza tu Tierra, donde año a año confluyen expositores en temas medio ambientales, pequeños productores agrícolas, artesanos y una oferta gastronómica local, que logra movilizar a personas y recursos en pos de la protección de Putú y sus ecosistemas.

Finalmente, luego de años de lucha de la comunidad de Putú, el 27 de febrero de 2018, apareció la publicación del Diario Oficial que declaró 520 hectáreas como el nuevo Santuario de la Naturaleza de los humedales costeros de Putú-Huenchullami. Con todo, la lucha de la comunidad putugana aún no termina, pues se ven enfrentados al desafío que supone el plan de manejo de su santuario de la naturaleza, particularmente en cuanto al financiamiento.

Ver nota completa en INTERFERENCIA.CL

 

 

Publicado en Noticias y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *